How hard…. it is

De todas las imágenes que aparecen en las distintas secciones de este blog, la más visitada es la siguiente:

pronombres_TO_BE_2

¿Por qué es la más visitada?  Porque se encuentra en una de las páginas del comienzo del bloque de “primeros pasos”, la página del presente simple del verbo “to be” (enlace aquí).  Forma parte por tanto de los primeros pilares sobre los que se asienta el edificio del conocimiento de la lengua, así que no debe extrañar que los visitanten que se acercan al blog empiecen por aquí, con buen criterio.

Yo mismo estoy revisitando la página estos días, porque estoy empezando a enseñar inglés a mi hija pequeña (5 años).

La reflexión que querría compartir y que da título a este post es la siguiente.  Puedo entender que haya muchos padres que se queden en el camino en estos primeros pasos, renunciando a enseñar ingles ellos mismos a sus hijos.  Requiere un gran esfuerzo empezar a estructurar el idioma a un nivel tan básico y entusiasmar al niño con el trabajo.

Hay padres que optan por otro método, que es simplemente hablarles a sus hijos en inglés.  Así ya desaparecen las fichas, la gramática, las reglas,… siguiendo por tanto el mismo camino del mimetismo con el que hemos aprendido español los que tenemos al español como lengua materna.  Yo envidio a esos padres, ya que deben tener un nivel de inglés “casi nativo” para poder cubrir todos los aspectos cotidianos de la lengua, con tantos y tantos matices.  Si yo fuera bilingüe, en el sentido de hablar inglés tan bien como hablo español, sin duda lo haría.  Pero… es que no soy bilingüe 🙂 .  Eso sí, tengo un nivel lo suficientemente alto como para enseñar a mis hijos hasta llegar en el futuro al día en que sean capaces de continuar aprendiendo inglés ellos mismos de forma autónoma, con otras personas extranjeras, con libros, con cine, etc…

Así que mi camino implica fichas y gramática 😦 , pero también canciones y juegos.  Pero no lo niego, implica TRABAJO.

minion

No debe dar miedo la palabra TRABAJO 🙂 , incluso cuando hablamos de niños de 5 años.  Precisamente una de las satisfacciones que recibo del proceso de enseñar inglés a mis hijos es ver cómo son capaces de enfrentarse a una tarea, concentrarse en ella, identificar qué tienen que hacer y finalmente…. hacerlo. Esto es, “Trabajar”, en suma.

Así que a esos padres que intentan enseñar inglés con el método que describe el blog les animo a que no se rindan.  Para ilustración, yo acabo de hacer 7 copias más de la imagen del principio, la de las abejitas y las flores.  Sé que mi hija no lo va a retener ni el primer dia ni el segundo. Y tampoco acudo a la traducción, como explico en la sección “I am, You are, He is,..”.  Pero sé que entre los dibujos animados de “Gogo’s adventures” que le pongo en la tele y mi perseverancia con las fichas va a llegar un dia más pronto que tarde en que las asociaciones entre los pronombres (las abejitas 🙂 ) y las conjugaciones (las flores 🙂 ) queden fijadas dentro de su cabecita.  Y a partir de ahí seguiremos construyendo, piedra a piedra.

Así que ya saben, repetición, paciencia y buen humor.

Ánimo!!

Deje aquí su comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s